check-squarecrosshairtarget-1photo pictureinstagram networkchip twitter-logo-silhouettefacebook-logo-1arrows-5mail like-1pluserroraddcrossshapeslikecalendarchainarrowbrowserfacebooklinkedinspotifysocial-mediayoutubeforbiddenarrows-4sent-mailhomepageinterfaceemail-filled-closed-envelopeshopping-bags-black-couplefoodfacebook-placeholder-for-locate-places-on-mapsquotation-markfood-1two-rectangular-speech-bubbles smartphone-callclose-envelopephone-receivertarget thin-arrowheads-pointing-downbehance-3smartphone danger-1behance-2 behance-1danger coding budget behancearrows-3arrows-2arrows-1backnextmagnifying-glassdown-arrowarrowsdrink
Branding

Estar o no estar en las redes sociales

Si sos de las personas que tienen miedo a los comentarios negativos esta nota es para vos.

Una pregunta con la que me encuentro a menudo cuando ofrezco el pack redes sociales es la siguiente: ¿Qué pasa con los comentarios negativos? ¿Si aparece algún cliente enojado o que no está conforme?

El principal temor que encuentro en las personas que llevan adelante un negocio ¿Mi negocio puede estar en redes sociales? ¿Qué pasa con las personas que no se quedaron conformes con el servicio que ofrecemos? ¿Qué pasa con los comentarios negativos?

Mi respuesta frente a estos temores es la siguiente: Las personas igualmente hablarán de vos. Nada va a impedir que la persona hable negativamente de tu producto o servicio, con seguridad lo hará.

El que tu negocio tenga presencia en las redes sociales le brinda la posibilidad al cliente de descargarse en el perfil o página de la empresa. Pero claro… vos podrás decirme… ¿qué tiene de bueno eso? Es que seguramente si lo hace allí, no lo haga en otro lado, ademas te brindará otras aportes positivos:

  • El cliente te dirá que está fallando en tu negocio.
  • El cliente se sentirá escuchado.
  • Tu tendrás la opción de compensar y transformar la queja en una solución.
  • Convertirás el enojo en satisfacción del cliente.
  • El cliente no sólo dejará de hablar mal de ti, sino que empezará a recomendarte.

El poder revertir una queja y escuchar al cliente hará que se sienta valorado y escuchado. Hoy eso es impagable, y si nos ponemos a pensar en nosotros mismos, nos encanta cuando eso sucede. Cuando podemos hablar y entendernos somos felices.

Frente a los temores que mencionaba al principio, el mayor debería ser ¿Qué pasa si el cliente habla de mí en las redes y yo no estoy allí? Brindarle al cliente un canal de comunicación dónde pueda expresarse nos dará la posibilidad de controlar, revertir y conocer las situaciones de insatisfacción. Si no tenemos presencia, las personas hablarán igual de nosotros y no tendremos la posibilidad de controlar y revertir las situaciones que surjan.